André Laurent Joyería

Rolex Cosmograph Daytona
El triunfo de la resistencia

Presentado en 1963, el Oyster Perpetual Cosmograph Daytona ha trascendido su estatus desde hace tiempo en el mundo de la relojería para convertirse en un icono. Su nombre, indisociable del famoso circuito de Daytona Beach en Florida, simboliza los lazos que unen a Rolex con el mundo de las carreras automovilísticas, especialmente con las grandes competiciones de velocidad. Su esfera, reconocible entre todas las demás por sus círculos en contraste, ha contribuido a hacer de él una leyenda. El Cosmograph Daytona, que con el paso del tiempo se perfecciona y se supera a sí mismo sin cesar, resulta un aliado tan fiable como preciso para quienes quieren vivir su destino según sus propias reglas.
play-default
El Cosmograph Daytona es emblemático del savoir‑faire de Rolex y destaca gracias a su precisión cronométrica, así como su fiabilidad inquebrantable.

Un diseño legendario

Bisel, escala de los minutos y tres contadores: esta iconografía característica de cinco círculos es emblemática del Cosmograph Daytona. Con el tiempo, el diseño de las esferas, el juego de colores y la arquitectura de las cajas se han retrabajado a menudo para reafirmar la elegancia del modelo.

Elemento esencial de la identidad del Cosmograph Daytona, la escala taquimétrica se encuentra en el bisel del reloj. Permite medir una velocidad media de hasta 400 kilómetros o millas por hora mediante un segundero central.

El calibre 4131: el movimiento cronógrafo más superlativo

El Cosmograph Daytona está equipado con el calibre 4131. Este movimiento cronógrafo, íntegramente diseñado y manufacturado por Rolex, es el heredero del calibre 4130. Presentado en 2023, incorpora algunas de las principales innovaciones aportadas por la marca a sus movimientos: escape Chronergy, amortiguadores de golpes Paraflex y rodamiento de bolas optimizado.
Este calibre presenta una masa oscilante calada y, sobre los puentes, un motivo decorativo exclusivo Côtes de Genève Rolex, reinterpretación de una decoración emblemática de la relojería suiza tradicional.

En la versión de platino 950, reconocible por su esfera azul glaciar, la masa oscilante es de oro amarillo y queda a la vista del usuario gracias a un fondo transparente de zafiro.

Brazalete Oysterflex: confort total

Las versiones en oro de 18 quilates del Cosmograph Daytona con un bisel Cerachrom están exclusivamente disponibles con un brazalete Oysterflex. Desarrollado por Rolex y patentado, combina de un modo único la robustez de un brazalete metálico con la comodidad de una correa de elastómero. Está equipado con un cierre de seguridad Oysterlock que evita cualquier apertura involuntaria. Se puede ajustar su longitud mediante el ingenioso sistema de extensión Rolex Glidelock.

Alejándose de la tradición

Desde su lanzamiento, el Cosmograph Daytona ha sido el reloj de los amantes del automovilismo. Al igual que el experimentado piloto de carreras y pionero en el ámbito del emprendimiento social, Paul Newman; sir Jackie Stewart, figura emblemática de la Formula 1® y uno de los pilotos más aclamados de los últimos 50 años; Tom Kristensen, el piloto danés que ganó el récord de nueve carreras 24 Horas de Le Mans; y Jamie Chadwick, la joven piloto de carreras británica que se ha convertido en la nueva referencia femenina de los monoplazas, muchos han adoptado el reloj en su vida cotidiana más allá del circuito de carreras.
0
Scroll al inicio